Las 10 mejores películas de Brad Pitt: más que una cara bonita

Comparte este artículo en:

Durante los años noventa Brad Pitt se convirtió en una de las estrellas más grandes del mundo. Un sex symbol ante miles de millones de personas, pero en aquella época el actor realmente se odiaba. Pitt se encontraba en un punto en el que no se sentía cómodo con la persona que era y lo que representaba: “He perdido cuatro años de mi vida y tú estás enseñando póquer a niños de revistas adolescentes” le diría George Clooney en la película “Ocean’s Eleven”, nada alejado de lo que él pensaba de sí mismo en los noventa. Por suerte él fue el primero en aceptar que era más que una cara bonita y un cuerpo de gladiador; superó su depresión y hoy es considerado uno de los mejores actores de la industria.

Brad Pitt, en Thelma y Louise

¿Qué separa a Brad Pitt de otros actores como Tom Cruise, Ryan Gosling o Leonardo DiCaprio? Todos vivieron con un estigma marcado por su físico y poco a poco han demostrado que son más que eso, pero Brad Pitt se propuso hacer eso desde el principio. Sus papeles siempre han estado enfocados en ser un reto para él. Desde el asesino serial en “Kalifornia” en el que el acento sureño y la locura desbordaban de su ser, hasta “Burn After Reading” en el que pasó de sus típicos papeles serios para convertirse en un estúpido instructor de gimnasio. Brad Pitt no será un actor que usa “el método” como Daniel Day-Lewis, pero al ver sus películas es difícil no creer que lo sea, pues entra tanto en su papel que te sorprende cada minuto que sale en pantalla, y las siguientes películas lo demuestran.

 

“Cool World” (1992) – Ralph Bakshi

Bradd Pitt cool world

Una de las primeras películas de Pitt y uno de sus primeros papeles protagónicos. En “Cool World” demostró ser capaz de adaptarse a la tecnología del momento y ser capaz de actuar con lo que no está ahí. Usando animación y acción en vivo, la película muestra a Pitt conviviendo y hasta siendo seducido por una caricatura (cuya sensual voz es la de Kim Basinger) y aunque la cinta nunca es comentada cuando se habla de sus mejores películas, sí es la muestra del potencial del entonces joven actor.



“Interview with the Vampire” (1994) – Neil Jordan

Brad Pitt interview

Junto a Tom Cruise forma una pareja que en momentos se acerca al erotismo, pero después de relacionarse con el personaje de Kristen Dunst, Pitt demuestra que en una película puede jugar con distintos tipos de actuación. Hermoso, caballeroso e intelectual por momentos, pero también salvaje, melancólico y visceral en otros. La novela de Anne Rice no podría tener a otro protagonista que no fuera el multifacético Brad Pitt.



“Seven” (1995) – David Fincher

Bradd Pitt seven

La película que lo estableció como un actor serio. Aquí ya no se trataba de la belleza, y tal vez su actuación se vio un poco exagerada para darle un tono dramático, pero en el papel del detective David Mills, Brad Pitt consiguió su primer escena memorable para la historia del cine. Después de ver la película nadie puede olvidar la frase: “What’s in the box?”.



“12 Monkeys” (1995) – Terry Gilliam

Brad Pitt 12 monkeys

Actuación exagerada pero necesaria para esta película pues un enfermo mental no es fácil de interpretar. Será una referencia absurda pero en la película “Tropic Thunder” el personaje de Robert Downey Jr. tiene razón “Nunca seas demasiado retrasado”. Brad Pitt interpreta a alguien mentalmente inestable. Entre la cantidad de trabajo físico que hizo, los gestos y articulaciones de un hombre que no vive en esta realidad y diálogos que aparentemente no tenían sentido pero que encajan a la perfección, Pitt logró ser nominado al Oscar para mejor actor de reparto.



“Fight Club” (1999) – David Fincher

Brad Pitt fight club

Haciendo uso de su sexualidad y su físico, el actor se convirtió en el alter ego que cualquiera querría tener. A pesar de que las escenas de acción son de gran importancia, los diálogos sacados del libro de Chuck Plahniuk hicieron de su personaje alguien memorable. Brad Pitt, siendo un hombre de Hollywood logró hacerte cuestionar al capitalismo y las normas convencionales bajo las que nos regimos, y ese es el verdadero logro de un actor.



“Spy Game” (2001) – Tony Scott

Brad Pitt spy game

Es justo decir que Brad Pitt es un gran aporte a la película, pero hay que decir que brilla gracias a la ayuda que recibió del veterano Robert Redford. Este thriller lleno de tensión política y sutil acción sirvió a Pitt para llegar a una audiencia mayor, saliendo del papel de joven rebelde en el que se estaba encasillando.



“The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford” (2007) – Andrew Dominik

Bradd Pitt jesse james

Uno de los vaqueros más famosos del oeste es uno de los papeles de Brad Pitt más menospreciados por el público. La película puede ser lenta y su duración de más de dos horas y media la hace un poco más difícil de sobrellevar, pero la actuación de Brad Pitt vale totalmente la pena. Callado, calculador y carismático; su asesinato tarda horas en suceder, pero esa sola escena hace que toda la película valga la pena.



“Inglorious Basterds” (2009) – Quentin Tarantino

Brad Pitt inglorious

Una nueva faceta en la vida del actor vino de la mano de una de las mejores películas de Quentin Tarantino. Los bastardos estaban a su cargo y regresando al acento sureño, Brad Pitt se convirtió en el judío más peligroso para los nazis. Uno de sus mejores momentos llega cuando intenta hablar italiano; escena inolvidable en la filmografía de Tarantino.



“Moneyball” (2011) – Bennet Miller

Bradd Pitt moneyball

Un actor necesita versatilidad. Años después de convertirse en padre y buscar una vida menos aventurera, Brad Pitt aterriza perfectamente el papel de un hombre que usa las estadísticas para cambiar para siempre el béisbol. La acción casi siempre es interna, pero cuando el actor expresa lo que desea lo hace de manera perfecta. Una gran película que tal vez no ganó el Oscar que merecía, pero que demostró que no hay papel que el actor no pueda interpretar.



“Fury” (2014) – David Ayer

Brad Pitt fury

Después de “Inglorious Basterds” la guerra lo llamó de nuevo, y con “Fury” demostró que es el hombre al que deben llamar para esos papeles. Combinando el peinado de moda del momento con una historia de la Segunda Guerra Mundial, mostró que no se necesita ser un veinteañero para ser un símbolo sexual. Brad Pitt despide testosterona y además da una cátedra de actuación al representar algunos de los momentos más difíciles en la guerra, el decidir entre rendirse o pelear hasta la muerte junto a sus compañeros.

Entre esas películas ha producido ganadoras del Oscar como “The Departed” y “12 Years a Slave”. Brad Pitt es actor, filántropo, aventurero, productor y más. No falta mucho tiempo antes de que reciba el reconocimiento que se merece.

Comentarios

comentarios

Comparte este artículo en: