¿Por qué Steve Jobs no le permitía a sus hijos usar iPhones o Ipads? ¡Te sorprenderás!

Comparte este artículo en:

Desde que Steve Jobs comenzó con Apple, a menudo se burlaba de los periodistas y los criticaba por sus materiales escritos. A algunas de las entrevistas asistí yo. Pero nada me impresionó más de Jobs, que lo que me dijo después de leer mi material acerca de las deficiencias del Ipad.

Le comenté a Steve acerca de que seguramente a sus hijos les encantaba el Ipad. “Ellos no lo usan, -dijo Jobs.- En casa organizamos el tiempo que ellos pueden pasar frente a la pantalla del Ipad”.

Me quedé como una piedra. A mi me parecía que la casa de Jobs estaba llena de pantallas táctiles gigantes y que él ofrecía Ipads a sus invitados en vez de dulces. Pero este no era el caso.

Pero Jobs me aseguró que este caso completamente no era así.

Desde entonces, he conocido a muchos gerentes que tienen empresas de tecnología, que limitan el tiempo que sus hijos pasan delante de las pantallas de varios gadgets.

Yo estaba perplejo por este estilo de criar a los hijos. Al final, la mayoría de los padres parecen tomar el camino contrario, permitiendo que sus hijos no limiten el tiempo que pasan en la computadora y en sus smartphones.

Sin embargo, estas personas tienden a saber lo que hacen.

iphone-nino

Chris Anderson, el ex editor de Wired, impuso restricciones sobre el uso de aparatos para los miembros de su familia. Instaló un dispositivo de manera que cada uno de ellos no pudiera utilizar los aparatos por más de dos horas al día.

Anderson, con cinco hijos, aplica las restricciones tanto a los más grandes como a los más pequeños. Él cree que de esta manera protege a los niños de la adicción y cuida su salud por la exposición excesiva.

Alex Constantinopla, directo de la Agencia OutCast, no permite que su hijo de 5 años de edad, use los gadgets. Y para sus hijos de 10 y 13 años de edad, limita su uso a 30 minutos por día.

Evan Williams, fundador de Blogger, Twitter y Mediana asegura que en lugar de Ipad, sus hijos leen libros.

Los estudios demuestran que los niños menores de 10 años de edad son particularmente susceptibles a las nuevas tecnologías y se vuelven dependientes de ellas. Es por eso que Steve Jobs tenía razón: los niños no pueden utilizar las tabletas más de una hora al día, y los teléfonos inteligentes más de dos horas al día.

Los científicos dicen que el límite puede empezar a disminuir a partir de los 14 años. Aunque Anderson hasta a sus hijos de 16 años les controla el tener estos dispositivos en su habitación.

Nunca le pregunté a Jobs acerca de qué hacían sus hijos en lugar de usar los gadgets. Pero el autor de un libro sobre el tema, Walter Isaacson, sostiene que cada noche la familia se reunía en una mesa larga a discutir un libro. Y nunca nadie sacó un Ipad o un iPhone.

Es increíble la responsabilidad que tienen ante sus hijos, los creadores de estas grandes marcas. Espero que esto te haga pensar más acerca de la educación de los hijos. Y comparte esta historia tan útil con todos los padres.

Comentarios

comentarios

Comparte este artículo en: