12 lugares en el D.F. para cuadrar sin buscar amor

Comparte este artículo en:

Un encuentro casual subido de temperatura en el que lo menos que importa es el amor. Conocer las más íntimas perversiones de una persona sin siquiera saber su nombre. Lograr la química perfecta por unas horas de placer intenso sin inhibiciones. A veces, nuestros días de soltería nos llenan de deseo sexual y, sin querer una relación amorosa, buscamos satisfacer el deseo.

Ya quedó atrás el romanticismo que antes se estilaba. No es necesario acercarse a aquella joven y cortejarla durante meses para tener miradas esquivas de su parte que poco a poco, resultarían en un amor de cuento de hadas. Ni es necesario casarse con alguien para lograr descubrir la sexualidad propia y ajena. En nuestros días, basta una mirada, un intercambio de sonrisas y darnos cuenta del calor corporal que lentamente aumenta en nuestro cuerpo para saber que queremos fundirnos con alguien por unos instantes.

En ese momento, algunos no saben qué hacer para lograr tener un encuentro sexual diferente. De conquistar a alguien exclusivamente para fundirse en uno. Sin ataduras, compromiso o una cita previa. Sin embargo, desde tiempos inmemoriables, algunos conocen puntos estratégicos de la ciudad que lo logran. Casuales en apariencia pero con una carga erótica y sexual que los más ingenuos ni se imaginan.

Los hoteles quedaron en el pasado, los antros se han convertido en una buena opción para conocer a alguien y llevarlo al límite y el amor, algo de lo que ni siquiera se habla. Existen opciones para todos los gustos, desde los más arriesgados hasta los intelectuales. Acostumbrados a la inmediatez de la vida moderna, ya no importan las caricias, sino disfrutar del instante.

Viveros

El lugar ideal para iniciar el año. Lleno de personas que se ven obligadas a ir para bajar los kilos extras que trajeron las cenas navideñas. Mujeres y hombres acuden con ropa deportiva pero a ninguno le interesa, en lo más mínimo, hacer ejercicio, por lo que coquetear se vuelve sencillo y lo que pueda pasar después, algo bastante fácil, pues los árboles hacen que cualquier lugar sea un buen escondite.

amor en el parque
La cineteca

Lugar donde miles de jóvenes se reúnen para ver películas extraordinarias a bajo costo. Muchos aún con su mochila, acuden solos y es en ese sitio que encuentran a la persona perfecta para ver la cinta y más tarde, dirigirse a cenar y terminar quién sabe dónde.

amor cineteca
El parque México

Con el pretexto de pasear a sus amigos caninos, el Parque México alberga a algunos de los candidatos más sensuales para un día de pasión, ya sea en la mañana, para un momento diurno o en la noche para cerrar bien el día, podrás encontrar a tu amor de un día.

pareja perro
El Patanegra

Un bar para pasar un gran momento con los amigos, tomar una cerveza y comer algún bocadillo, con música en vivo y un ambiente nocturno que se vive sin pretensiones, por lo que, muchas veces, las parejas perfectas salen a continuar la noche a algún sitio cercano.

pareja en antro

La ciudadela

Muchos hablan sobre el parque de la ciudadela como un lugar para tener encuentros sexuales en público. Así que si lo que quieres es disfrutar de una noche al aire libre, con alguien que antes conociste en ese mismo parque, ese lugar, es conocido por su dogging nocturno.

parque con sexo
El último y penúltimo vagón del metro

Cuenta la leyenda urbana que en el último vagón del metro las parejas homosexuales se reúnen para conocerse y si se quiere, bajar a seguir la plática en un lugar más íntimo. Después, los heterosexuales se apropiaron del penúltimo vagón y aquellos disponibles, usaban una pulsera roja. Muchos aseguran que ya nada ocurre pero si alguien los aborda, la tensión sexual está presente, las miradas nunca terminan y la distancia entre los rostros de los pasajeros es casi nula.

Passionate Couple Kissing in a Subway Car --- Image by © Matthew Alan/CORBIS

El jardín botánico de Ciudad Universitaria

Un lugar emblemático de los jóvenes del valle de México donde lo único que importa es desfogar el placer. Mientras decenas de personas desfilan por el lugar y observan lo que podría ser un acto sexual completo, otros se reúnen alrededor para conocer al candidato o candidata ideal que los acompañará ese día. El Camino Verde en la Ciudad Universitaria es el lugar donde todos acuden, algunos aseguran que es un lugar donde “acuden para coger y sentirse libres“.

sexo en el parque
Cabinas de eje central

En algunas partes del eje central y con una módica cuota de 50 a 80 pesos, alguien puede ingresar para videos porno y, sin conocer al vecino, algunas están conectadas para aumentar la experiencia con la pareja de al lado, sin la necesidad siquiera de ver su rostro.
cabina sexual

 

Líbido

Un club swinger en el que puedes entrar con o sin pareja. Con fiestas temáticas y un cuarto especial para homosexuales. Las mujeres que acuden solas entran gratis y el único requerimiento es llenar una solicitud por Internet y, por supuesto, ser mayor de edad. Hay bocadillos y botanas de cortesía.

sex savage


Suite 325

Conocida como un extraño mito urbano de la ciudad, muchos aseguran la veracidad de este sitio. En un hotel de la colonia Doctores, cada 15 días, de 20 a 40 parejas se reúnen para tener encuentros sexuales sin ningún tipo de límite. Tres habitaciones contiguas, con cama king size, dos baños para compartir y un jacuzzi, son los lujos que ofrece el hotel, mientras la televisión transmite películas pornográficas a todas horas.

olga_la_historia_mas_sexy_del_mundo_
Cine Savoy

El cine clásico del porno, en el que lo que menos importa es ver la película sino la experiencia del 4D. Muchos hombres se masturban, algunas parejas tienen sexo en la sala y hasta hay orgasmos. Algunos de los que asisten intercambian teléfonos para verse después pero, seguramente, muchos de esos son falsos.

cine beso

La casita

Justo en Insurgentes, existe un edificio de tres pisos, techado por láminas. Un espacio, visitado mayormente por homosexales, denominado como “club de encuentros”. Un bacanal de cuerpos desnudos cuya única regla es estar en silencio. Pueden quedarse de la noche a la mañana. Los socios se anotan en una lista con membresía, ningún nombre, por supuesto, es verdadero.

encuentros sexuales

Comentarios

comentarios

Comparte este artículo en: